Santo Domingo.El director general de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón reveló que ese organismo cerró 20 negocios propiedad de ciudadanos chinos  por incurrir en  irregualridades para evadir pagos de impuestos.

Dijo el funcionario, que el proceso apenas está empezando y están enfocados en romper los patrones de competencia desleal que afecta al sector empresarial y las finanzas del Estado.

Dijo que el proceso de investigación  llevó  un tiempo de   dos años,  en el que se realizó un levantamiento que fue clave y en el que participan el Ministerio de Hacienda, Tesorería de Seguridad Social, la Superintendencia de Bancos, Ministerio de Trabajo y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), mediante la cual se cruzaron datos que permitieron realizar  un acuerdo de fiscalizaciones conjuntas que han dado como resultado el pago de impuesto de empresas que ocultaban sus reales movimientos financiero.

Puntualizó que desde el gobierno están abiertos a la apertura de cualquier comercio sin importar el origen, pero que sean  respetuosas con  las normas  locales.

Al hablar sobre las irregularidades de los nacionales asiático, dijo que  no son los únicos investigados, pero son los que tienen un elevado perfil de  riesgo.

Dijo que la competencia desleal  de ese sector  no es un problema único de República Dominicana, al indicar que a través del trabajo en conjunto han logrado   fiscalizaciones  de manera  determinada en el 2023   a ese sector  un monto mayor  que la sumatoria de los últimos 10 años.

En ese sentido, dijo que  se han  reunido con embajadores de origen asiático para enviar delegación del Gobierno dominicano a las fábrica a fin de   llegar a un acuerdo de valoración como existen con otros mercados como China, Singapur e India.

Expresó que espera tener ese acuerdo  a finales de agosto firmado  y  mejorar los cruce de datos y fiscalización.

Estamos  claros de las barreras de comunicación, de horario, dijo Lovatón durante un encuentro realizado por  Asociación Nacional de Importadores, ANI.

Se recuerda que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII),   informó que entre los delitos detectados están la no emisión de facturas con comprobante fiscal, la no existencia de soluciones fiscales y el ocultamiento de información en las declaraciones juradas de las empresas que tendían a presentar un ingreso por debajo al realmente percibido.

Los comercios intervenidos presentaban giros bancarios hasta en más un 90% superior frente al total de las operaciones del ITBIS reportado. Además de un alto flujo de ventas en efectivo cuyos reportes también fueron omitidos.

Además, que en una muestra aleatoria se determinó que parte de las compañías intervenidas realizaron transacciones bancarias por aproximadamente 4 mil millones de pesos y ocultaron ante la administración tributaria la información real sobre los niveles económicos en desmedro del Estado dominicano.