La Armada de República Dominicana y el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos interceptaron una embarcación a 22 millas náuticas de la isla Saona con 34 personas a bordo, cuando se dirigían ilegalmente a Puerto Rico.

El grupo de viajeros ilegales que pretendía alcanzar las costas puertorriqueñas estaba integrado por 32 hombres y dos mujeres.

Los frustrados viajeros ilegales al momento de ser capturados por la Armada Dominicana navegaban en una embarcación de aproximadamente 25 pies eslora, confeccionada en fibra de vidrio.

Tras ser arrestados en alta mar los 34 indocumentados fueron trasladados a la División de Inteligencia Naval para los fines procedentes.

Viajes frustrados

Por otra parte, miembros de la Armada Dominicana frustraron otros dos viajes ilegales durante operativos realizados por las vías terrestre y marítima en las costas de las comunidades La Loma y Punta Arena, en los municipios de Miches y Sabana de la Mar.

De acuerdo a la Armada Dominicana una yola fue incautada en la comunidad costera de La Loma, en Miches.

Mientras que la otra fue decomisa en la zona de Punta Arena, en Sabana de la Mar.

El comandante general de la Armada de República Dominicana, vicealmirante Emilio Recio Segura, dispuso el reforzamiento de todas las dotaciones del litoral costero del país, a fin de continuar con la prevención y respuestas a amenazas de la seguridad marítima nacional.