La Armada de República Dominicana en coordinación con el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos interceptaron una embarcación al este de Cabo Engaño con 34 personas a bordo cuando se dirigían ilegalmente a Puerto Rico.

Asimismo en dos operativos terrestres realizados en Sabana de la Mar y San Pedro de Macorís, miembros de la Armada Dominicana detuvieron a otras seis personas y se incautaron de dos embarcaciones.

Del grupo interceptado frente a la costa de Cabo Engaño se dijo que estaba integrado por 31 hombres y tres mujeres.

Además de la yola de 30 pies de eslora, las autoridades les incautaron una apreciable cantidad  de combustible que llevaban  para realizar la travesía entre República Dominicana y Puerto Rico.

También les fueron decomisadas raciones alimenticias diversas que llevaban los viajeros ilegales.

Mientras que en operativos terrestres costeros realizados por patrullas de la Armada Dominicana en San Pedro de Macorís y Sabana de la Mar fueron detenidas otras seis personas y decomisaron dos yolas con sus respectivos motores fuera de borda.

Una de las yolas fue incendiada en el lugar del decomiso para evitar que pueda ser utilizada en viajes ilegales a Puerto Rico. También se ocuparon varios envases de gasolina todos llenos.

Con relación a los seis detenidos se informó que estos fueron apresados al momento en que transportaban una yola y dos motores fuera de borda.

Todos los detenidos en los operativos fueron trasladados junto a las yolas y los motores fuera de borda incautados a la sede de Dirección de Inteligencia Naval (M-2), para fines de investigación.

La Comandancia General de la Armada, dispuso el reforzamiento de las dotaciones navales en todo el litoral costero del país, así como el patrullaje marítimo en las zonas sureste, este y nordeste, con el despliegue de varias unidades navales, a los fines de prevenir los intentos de viajes ilegales hacia la vecina isla de Puerto Rico.