Las autoridades de las islas Turcas y Caicos, interceptaron la madrugada de este domingo, al sur de la isla Providenciales, una embarcación con 43 ciudadanos haitianos cuando ilegalmente se dirigían a dicha isla.

Según se informó, oficiales de la Unidad Marina de la Real Fuerza de Policía de Turcas y Caicos, acudieron al lugar tras ser avisados por la Unidad de la Fuerza Fronteriza sobre la presencia de una embarcación ilegal.

La Policía interceptó el barco y luego lo remolcó hacia el puerto de South Dock, en la costa sur de Providenciales (Turcas y Caicos), un trayecto durante el cual un hombre saltó, en un intento de escapar, por la borda, pero fue detenido de inmediato por oficiales de la marina.

En el muelle, los 34 hombres, ocho mujeres y un menor fueron entregados al Grupo de Trabajo de Inmigración para su procesamiento y repatriación.

De su pare, el superintendente Martyn Ball, jefe de operaciones especiales de la policía, felicitó al equipo de la rama marina por otra operación exitosa. “Incluso durante mares y climas extremadamente agitados”.

“Quiero expresar mi agradecimiento a nuestros socios en el centro de radar costero por el importante papel que desempeñan junto con nosotros para mantener seguras las fronteras de las Islas Turcas y Caicos”, indicó.

En un comunicado, el ministro de Inmigración, Arlington Musgrove, dijo que “cualquiera que elija viajar en embarcaciones ilegales a Turcas y Caicos está pagando a las organizaciones delictivas y arriesga sus vidas en el proceso”. “Déjenme ser claro, les atraparán, detendrán y enviarán de regreso.

Pidió a los que intentan viajar ilegalmente a esas isla “que favor, dejen de desperdiciar su dinero”. “Puedo asegurarles que continuaremos protegiendo nuestras fronteras a toda costa y haremos todo lo posible para llevar a los perpetradores ante la justicia. Cualquiera que sea encontrado en contravención de la Ordenanza de Inmigración y cometa un delito de albergue corre el riesgo de una multa de 20.000 dólares, cuatro años de prisión o ambos”.