Santiago. El Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) de esta ciudad, en colaboración con la Universidad Tecnológica de Santiago UTESA,  celebró  el segundo simposio sobre Síndrome de Down y Trastorno del Espectro Autista, como parte de las acciones formativas en temas de discapacidad, desde donde se motive a un cambio de actitud, en torno a la plena inclusión.

El simposio busca además expandir conocimientos de los profesionales que trabajan con personas que tienen estas condiciones a fin de obtener mejores resultados en sus terapias, tratamientos y consultas.

La actividad se desarrolló en el salón Manuel Arsenio Ureña, recinto UTESA Santiago, como parte de la celebración en abril del “Mes de la Concienciación sobre el Autismo” en procura de mejorar las condiciones de los niños que tienen estas condiciones y que reciben atenciones en el CAID.

El conversatorio estuvo encabezado por el doctor Guillermo Ángeles Fernández, director del CAID Santiago, la rectora de la sede de UTESA Santiago, doctora Lily Rodríguez González y la vicerrectora académica, Mayra Vargas.

También asistieron las encargadas de servicios de intervención terapéutica del CAID Santiago, Albania Peralta y de servicio social, Lowessy Mejía y el encargado de capacitación y desarrollo del Despacho, Ariel Báez.

El CAID, principal iniciativa  de la gestión de la primera dama Cándida Montilla de Medina, ofrece atención a niños y niñas con síndrome de down, parálisis cerebral y autismo. Tiene sede, además de Santiago, en Santo Domingo Oeste y San Juan.

En los próximos meses abre sus puertas su plantel en Santo Domingo Este, con lo que se amplía el compromiso del gobierno del presidente Danilo Medina con las políticas públicas en favor de la inclusión.

Tomar en cuenta la persona y sus derechos

Al pronunciar las palabras centrales del acto, el doctor Ángeles destacó que el paradigma actual de la mirada a la discapacidad y a la inclusión, requiere de conocimientos diversos, de abordajes multidisciplinarios, de cambios de prácticas y de investigación y formación permanente.

Dijo que un plan efectivo de intervención debe tomar en cuenta la persona, sus derechos, promover el bienestar y calidad de vida; además de su independencia, autodeterminación y empoderamiento; lo cual se traduce en beneficio de su familia y comunidad en general.

Manifestó que desde el CAID están comprometidos e implicados en mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas y sus familias, desde el punto de vista asistencial y de apoyo familiar, pero además, de sensibilizar, investigar y motivar acciones que generen cambios en torno a la actitud y percepción de las personas que viven con alguna condición de discapacidad.

Inclusión sin exclusión

El simposio incluyó la conferencia magistral “Análisis Conductual Aplicado: Hacia una Inclusión sin Exclusión”, a cargo de la invitada internacional, doctora Amiris Dipuglia.

Intervención efectiva

La conferencista, quien ha concentrado su labor académica y profesional en profundizar su conocimiento y manejo del autismo, relató su experiencia como madre de un niño con esta condición y destacó la importancia de una detección temprana y una intervención efectiva.

Consideró que no hay nada más duro para un padre que tener que buscar ayuda para poder interactuar con su hijo.

Dipuglia es especialista en análisis conductual y en temas de la enseñanza a niños con autismo, y se encuentra en el país impartiendo un taller intensivo a los colaboradores y terapeutas del CAID.