A continuación publicamos de manera íntegra el comunicado de la Conferencia del Episcopado Dominicano donde exhorta a la población a ejercer su derecho al voto de manera consciente.

Santo Domingo, D. N.  Nueva vez estamos llamados como dominicanos/as a acudir a las urnas para ejercer el derecho al voto; en unas elecciones donde han de salir electas las próximas autoridades Congresuales y Presidenciales. Exhortamos a todo el pueblo dominicano a que participe en las mismas. De las elecciones y los ciudadanos: 2. Como sabemos, las elecciones juegan un papel trascendental en nuestro devenir democrático y deben ser valoradas y apoyadas por todos/as. 3. Ciudadano y ciudadana: ejercer tu derecho al voto es un deber, y ejerciéndolo, se fortalece nuestra democracia, nuestras instituciones y toda la Nación.

Agrega el comunicado, que en el ejercicio del voto has de ser libre y has de ejercerlo sin coacción ni manipulación de nadie. Tu voto es secreto. No permitas ni aceptes dinero u otra oferta a cambio de tu voto: quien te ofrece dinero u otra dádiva, te engaña y te manipula. Si te ofrecen comprar tu cédula, recházalo y denúncialo a la policía electoral.

Con relación a la Junta Central Electoral (JCE) dice: La Junta Central Electoral merece nuestro respaldo y el apoyo de todos los dominicanos.

Señala la CED que, confiamos que su esfuerzo por asegurar un proceso electoral transparente esté fuera de toda duda, tanto durante el montaje del evento, como en el momento del sufragio y durante el conteo de votos.

Además, dice la CED que es importante que maneje con la mayor precisión y diafanidad posibles, los datos y el tiempo previsto para anunciar a los ganadores, evitando la ansiedad que produce la demora. Que ningún candidato se proclame ganador antes de ser anunciado por la Junta Central Electoral.

Al mismo tiempo, instamos al respeto de las leyes que regulan las funciones y competencias de la Junta Central Electoral, y que aseguran un proceso jurídicamente ordenado y diáfano; y hacia las decisiones mayoritarias que se expresen en las urnas. Los candidatos: Generó una gran expectativa el anuncio y la realización de los diversos debates entre candidatos. El pueblo dominicano los siguió con mucho interés. En general, fueron debates respetuosos; centrados, no en la descalificación y ataques mutuos o personales, sino en la visión de la problemática nacional y en la búsqueda de soluciones concretas.

Un debate de altura, donde cada candidato presentó su programa legislativo o presidencial y su enfoque nacional.

Hemos transitado una campaña electoral tranquila y serena. Esperamos que así continúe y así termine para bien de todos. Nos alegramos de que las llamadas “campañas sucias, basadas en la intriga,  la calumnia y el descredito”, sean mayormente cosas del pasado. Por tanto, cualquier llamado que incite, promueva o conlleve a realizar actos de violencia o a desacatar la voluntad popular expresada en las urnas, debe ser enérgicamente repudiado.  Hacemos un llamado a todos los partidos participantes en el certamen electoral, a sus candidatos y a todos sus militantes, a regirse por el dictamen de la ley, la cual hemos de acatar y cumplir, sin buscar evasivas o queriendo imponer reglas propias.

Considera el organismo religioso, que toda controversia relacionada con el proceso debe resolverse dentro del marco legal, con serenidad, con apego a ella y, dejando de lado el apasionamiento que suele generar el proceso electoral, buscando siempre el bien común y no los intereses particulares que tanto daño causan al país.

De acuerdo con la CED, muchas veces hemos alabado la ejemplar conducta de este pueblo frente a situaciones adversas y hasta calamitosas. Una vez transcurrido este proceso electoral, esperamos poder hacer lo mismo.

En ese sentido la CED, confía en que todos aportaremos lo que nos corresponde como personas civilizadas, para que el proceso transcurra como esperamos: en orden y en paz.  ¡Adelante Pueblo Dominicano! ¡A participar de esta fiesta de la democracia! ¡Ejerce tu derecho al voto! Consejo Permanente.