El diácono Wilfredo Montaño, párroco de la Iglesia San Felipe  calificó como “ilógico” desarmar a los policías y que eso solo haría que los delincuentes le arrebaten la vida.

Consideró, que desarmar la policía es poner a los delincuentes a que lo maten, no se puede desarmar un policía, lo que hay que reorientar y que ese recurso humano tenga la facilidad de poder cuidar y mantener su responsabilidad.

Dijo que la Policía es una institución que está para cuidarnos y que si los golpeamos van a dejar de hacer su labor.

Sostuvo que el peligro de las acusaciones que formula ese organismo radica en que lo están llevando a nivel mediático y por no tener las pruebas suficientes los casos se están cayendo.

“Queremos que abandonen la parte mediática porque cuando tú dices las pruebas y las lanzas y no tienes pruebas se te caen, ya el enemigo se prepara contra eso, ya saben que eso es mentira, entonces si tienes pruebas, búscala e instruméntala bien”, expresó Montaño.