Santo Domingo. La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG) inauguró sus nuevas instalaciones y local, escenario en el cual su director general, Lidio Cadet, aprovechó para ratificar el anuncio del proyecto de ley presentado ante la Comisión Permanente de Justicia y Derechos Humanos del Senado, el cual elevará el accionar de la ética y transparencia pública, de cara a la democracia participativa, el estado de bienestar y la paz social del pueblo dominicano.

“Esta institución representa un legado para las presentes y futuras generaciones, por tanto debe ser del pueblo y para el pueblo, no debe ser sectaria y por ende, debe ser abierta, sin importar credo y ningún tipo de ideología, de modo que nos albergue a todos como una gran familia, para el bien hacer, el bien común y la paz de social”, acotó el funcionario.

Cadet destacó que la institución está en un estado de relevancia: “tenemos la alegría de saber que todo lo que se hace aquí está orientado al servicio público del pueblo dominicano”, tras destacar el avance que en materia de ética y transparencia ha tenido sector gubernamental.

Asimismo, destacó que desde la DIGEIG se logró que tanto las Comisiones de Ética Pública (CEP), como la medición de la transparencia, se reforzarán con indicadores cualitativos y cuantitativos, bajo la disposición de la Presidencia de la República.

Indicó que en torno al tema de investigación y seguimiento a las denuncias sobre alegados actos de corrupción, la sociedad sabe que toda denuncia que llegue a sus manos y por tanto a su organismo, es investigada y respondida con el debido proceso y tratamiento.

En ese sentido, señaló los casos de la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (CORDE) y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), como miembro de la comisión investigadora.