Santo Domingo.- El  Director Ejecutivo de la Defensa Civil,  Juan Salas, trabaja junto a un equipo para convertir la institución en una más cercana al territorio y con una mayor preparación, para seguir cumpliendo con el rol de salvaguardar vidas y propiedades de la población, ante la ocurrencia de una emergencia.

Al rendir un informe de los primeros 100 días de su gestión, indicó que se trazaron como pilares estratégicos el fortalecimiento institucional, la coordinación para la gestión del riesgo local, y la eficaz actuación preventiva y de respuesta ante emergencias y desastres, alineados a la política de protección de la ciudadanía, del  presidente Luis Abinader.

Sin embargo, manifestó que le tocó asumir en medio de una situación sin precedentes, como la pandemia por COVID-19, por lo que sus primeras acciones estuvieron enfocadas en apoyar activamente el Plan Nacional de Vacunación del Gobierno, a través de su Gabinete de Salud.

En ese sentido, dispuso la integración del personal médico y operativo a las jornadas para vacunar, además de realizar labores de orientación, traslado de personas hasta los centros, organización de las filas para evitar aglomeración y registro.

Además  puso en funcionamiento una “Unidad Móvil de Vacunación”, que ha llegado a varios sectores vulnerables de la capital dominicana.

Con miras a responder oportunamente a los efectos provocados por los fenómenos de la actual temporada de huracanes, Salas priorizado la coordinación de la Defensa Civil con los actores de los Comités Provinciales y Municipales de Prevención, Mitigación y Respuesta (PMR).

Ante Elsa, Fred y Grace, que mantuvieron el territorio nacional bajo alerta, la actual administración ordenó el despliegue inmediato del personal naranja para realizar operativos y evacuaciones preventivas, habilitación de centros colectivos (albergues) y asistencia a familias, garantizando ayudas oportunas con otras instituciones que participan en la gestión de albergues.

Consciente de que nuestro país se localiza en un área vulnerable al impacto de huracanes y tormentas, el director Salas anunció que entregaría a todas las gobernadoras del país un “Perfil de Vulnerabilidades de Múltiples Amenazas Territorial”, que permita a las autoridades locales tomar decisiones en todas las fases del riesgo.

Este documento que sistematiza las amenazas y vulnerabilidades de cada provincia, es preparado por técnicos del Sistema Integrado Nacional de Información (SINI) de la Comisión Nacional de Emergencias.

Hasta el momento se ha entregado un ejemplar a las provincias: La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, San José de Ocoa, Peravia, Azua, Barahona, Espaillat, Puerto Plata y Santiago.

Esta gestión, también se ha propuesto estrechar lazos de relación y cooperación con varios actores no gubernamentales, organismos internacionales y agencias de desarrollo que promueven e impulsan acciones de fortalecimiento del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres.

Ha habido un intercambio de ideas en la materia con las embajadas de la República Popular China, Japón, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (aecid), Programa Mundial de Alimentos (PMA) y  el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral (IDDI), todo con miras a una preparación estratégica que lleve a una reducción del riesgo de desastres.

Con la finalidad de fortalecer su capacidad de respuesta frente a la temporada ciclónica, la Defensa Civil firmó un convenio de colaboración con el Club Escuadrón 4×4, quienes se constituyeron como voluntarios del organismo de socorro, para con sus vehículos todoterreno, poder desplazarse a zonas inaccesibles y transitar por terrenos ásperos o resbaladizos, hasta el lugar donde se produzca una emergencia; así como también para transportar personal, alimentos y medicamentos a comunidades afectadas por condiciones climatológicas desfavorables.