Santo Domingo.   Acción Empresarial por la Educación (EDUCA) y el  Banco Popular Dominicano inauguraron este viernes la Vigésimo Tercera Edición del Congreso Internacional de Educación Aprendo 2019.

Bajo el título Educación de calidad para una nación innovadora y productiva, la cita de referencia del sector docente procura alinear la temática con el énfasis de la gestión pública y privada en materia de innovación y competitividad, a la vez que enfatiza el compromiso de Educa de “ser protagonistas del cambio y de la innovación en los procesos educativos de nuestro país”.

La ceremonia de apertura del evento integró la presencia de más de mil 200 educadores del sistema magisterial público y privado, y de renombrados expertos en el área educativa nacional e internacional.

Estuvo encabezada por la  vicepresidente Margarita Cedeño, el ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, y el presidente de Acción Empresarial por la Educación (EDUCA), Samuel Conde, así como del ministro de Economía y Planificación y Desarrollo,  Ariel Jiménez Núñez, entre otras autoridades.

Como conferencista de honor participó el doctor Xavier Salai Martín, economista, profesor en la Universidad de Columbia, creador del Índice de Competitividad Global del World Economic Forum, y conocido por sus estudios sobre crecimiento económico, campo en el que es considerado uno de los economistas más destacados a nivel global.

En su alocución de apertura, el presidente de EDUCA,  Samuel Conde, destacó la necesidad de que haya una articulación educativa que abra opciones para la innovación y la vinculación productiva, y de continuidad educativa.

Conde reiteró que el esfuerzo que realiza la sociedad dominicana por financiar la educación preuniversitaria, no admite la menor demora para reflejar logros y mejoras de la calidad de los aprendizajes de los estudiantes.

Resultados aún lejos de lo deseado

“Han transitado ya 5 años de celebrado el Pacto  para la Reforma Educativa y se han acumulado casi 20,000 millones de dólares de inversión en la oferta educativa que administra el Ministerio de Educación, gracias al cumplimiento permanente de los dos gobiernos encabezados por el Presidente Medina”.

“No obstante – advirtió – a pesar de las inversiones que se han realizado en mejorar las infraestructuras, aumentar y mejorar las condiciones laborales de los educadores, incrementar de forma extraordinaria el presupuesto de la formación docente, además de procesar reformas curriculares técnicamente sólidas, incorporar tecnologías, disponer de uniformes, materiales didácticos, y a la incansable labor de las autoridades y técnicos del ministerio que, en su gran mayoría, se dedican en cuerpo y alma a la tarea, los resultados medidos por los aprendizajes de los estudiantes están muy lejos de ubicarse en los niveles deseados. 

Expresó que es necesario tomar conciencia del drama nacional, sobre todo porque solo el 12.2% de los niños del 3er. grado que asisten a un centro educativo, público o privado, es capaz de leer con fluidez y comprender lo que lee.

El presidente de EDUCA sostuvo que tan preocupante como ese dato, lo constituye que solamente el 4.1% de todos los estudiantes matriculados en sexto grado de la educación primaria, sean centros públicos o privados, alcance el dominio mínimo satisfactorio de los contenidos curriculares en el área de la matemática.

Cambios en procesos educativos

Para el dirigente empresarial, cambiar e innovar inicia siempre con reconocer no conformarse con la situación actual.

Al tenor, agregó que los dominicanos no pueden continuar resignándose a recibir los resultados de las sucesivas evaluaciones, nacionales o internacionales, que solo resaltan una y otra vez los bajos resultados que obtienen los estudiantes en todos los niveles, especialmente las pruebas diagnósticas del Ministerio de Educación, a nivel del tercer y sexto grados de la primaria, y más reciente del tercero de la secundaria.

Conde citó al ilustre científico Albert Einstein, para resaltar que “no se puede esperar resultados distintos repitiendo los mismos procesos”.

Es imperioso innovar y atreverse

“Más allá de la ineficiencia que supone aumentar significativamente la inversión y obtener los mismos resultados, que se traduce en una cifra anual de 7,900 millones de pesos, la situación revela que es imperioso innovar y atrevernos, con audacia y sin miedo al fracaso, a hacer las cosas de manera diferente.

“Por esta razón, esta edición del Congreso Internacional de Educación Aprendo tiene como objetivo principal construir, de manera colectiva, los pilares de una nueva educación y diseñar un tipo de escuela exponencial en la cual los estudiantes puedan aprender exponencialmente”, enfatizó Conde.

Explicó que este nuevo modelo de escuela exponencial resultará del trabajo de los diferentes simposios, talleres y lecciones que se puedan extraer de cada una de las experiencias que demuestren funcionar en la región y el mundo.