Santo Domingo. El ministro de Defensa dominicano, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa y el comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, almirante Craig Faller, coincidieron en la necesidad de aprovechar las nuevas tecnologías de comunicación, para mejorar el intercambio de información para combatir con más eficacia las actividades del crimen transnacional y la colaboración en casos de desastres naturales en la región.

Durante el primer día de sesión de la conferencia de Seguridad de las Naciones del Caribe (CANSEC), el teniente general Díaz Morfa, y el almirante  Faller, anfitriones del evento que se desarrolla en el país, mostraron su interés en que las naciones convocadas puedan compartir sus experiencias.

Además de asegurar, que las acciones ejecutadas por las fuerzas militares y policiales en los países, respalden las políticas públicas de defensa y seguridad en la región.

En ese sentido, los comandantes Díaz Morfa y Faller plantearon la necesidad de crear mecanismos para optimizar las operaciones militares conjuntas que garanticen la defensa de los espacios territoriales y las soberanías de las naciones del Caribe, respetando lo que está establecido en las leyes vigentes en cada nación.

Durante la actividad, el Director de Operaciones del MIDE, en representación de las Fuerzas Armadas dominicanas, compartió con los presentes los resultados de la integración (desde el inicio de la Pandemia), de las capacidades de las Fuerzas Armadas y a las acciones desarrolladas por las autoridades sanitarias.

En ese orden, citó el apoyo para la puesta en vigencia de mecanismos como el toque de queda, la vigilancia epidemiológica desde el C5i, la atención de pacientes y ahora más reciente, destacó el trabajo de los militares y policías, en la seguridad de los centros dispuestos para las jornadas de vacunación.

En ese sentido, dijo, “que este espacio nos ha permitido mostrar que tenemos un componente militar disciplinado, organizado y puesto a disposición de nuestra gente, en un tiempo rápido para garantizar la protección de la población”.

“Hay  que recordar que nadie estaba preparado para enfrentar la pandemia, sin embargo, este acontecimiento ha representado una oportunidad para actuar a favor del desarrollo social y económico, de nuestras naciones. Ante la incertidumbre, coincidimos en que debemos ser flexibles y adaptables. El temor y las dificultades, no nos pueden paralizar y hay que seguir adelante”, dijo.

Al cierre de la jornada, el ministro de Defensa, teniente general Díaz Morfa concluyó diciendo, “sin información compartida, es como si estuviéramos ciegos. La unión hace la fuerza, proponemos el respeto y que podamos asumir los protocolos y los lineamientos que sean necesarios de manera conjunta, al final, lo importante es la voluntad, para resolver cualquier problema”.