Este fin de semana, el presidente Luis Abinader, entregó un total de tres mil seis títulos definitivos de propiedad a igual número de familias y parceleros de las provincias Santiago y San Cristóbal, en un proyecto que el gobierno emprendió para erradicar la informalidad urbana.

Bajo la premisa de que la titularización con el tiempo se traduce en desarrollo económico y social, el gobierno dotó de un documento que avala la formalidad de la pertenencia de solares y parcelas para la siembra, a mil 699 personas en Villa Altagracia, provincia San Cristóbal y a mil 307 más en el distrito municipal La Canela, en Santiago.

Señaló el Presidente, que la entrega de estos títulos de propiedad impacta a más de 15 mil personas, de manera directa, por lo que el Gobierno ha asumido este proyecto como una de sus políticas públicas más importantes.

“Trabajar con transparencia, honestidad y entregando 100 por ciento las 24 horas a mi país, es el mejor regalo que le puedo dar a mi padre”, expresó el presidente, durante el acto en Villa Altagracia.

Dotar de títulos definitivos a familias y parceleros es otorgarle formalidad a un derecho adquirido, además de darle seguridad jurídica, manifestó el Mandatario y, además, dijo que se fomenta el valor de la propiedad de las personas.

Los trabajos realizados por la Comisión Permanente de Titulación, y el Instituto Agrario Dominicano (IAD) tuvieron una inversión que ascendió a $6 millones 85 mil 350 pesos.

En su recorrido este fin de semana, el primer jefe de la nación, entregó en Santiago un Centro Diagnóstico y de Atención Primaria en el sector Los Salados.

La estructura hospitalaria cuenta con áreas de rayos X, sonografía, fisiatría, toma de muestra, laboratorio, ginecología, medicina interna, pediatría y odontología, según explicó el sub director del Invi, Claudio Espinal.

El presidente Abinader también encabezó el acto de inauguración del proyecto de rehabilitación de redes eléctricas e iluminación de áreas comunes e instalaciones deportivas, con energía 24 horas, en el distrito municipal La Canela de Santiago, donde Edenorte destinó una inversión de alrededor de $100.7 millones de pesos.

Alrededor de 300 mil habitantes, del distrito municipal Santiago Oeste, se beneficiarán con el servicio de agua potable, tras la puesta en operación del nuevo Acueducto de Cienfuegos en un acto encabezado ayer sábado por el presidente Abinader. La obra, construida por la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), implicó una inversión de $1,200 millones de pesos.

Asimismo el Mandatario, anunció la construcción de un acueducto múltiple, el sistema de alcantarillado sanitario y un parque industrial de Zonas Franca en la comunidad Los Ranchos del municipio Sabana Iglesia en Santiago, donde encabezó el acto de entrega de un proyecto de viviendas.

El acueducto beneficiaría a localidades de los municipios Sabana Iglesia y Baitoa.

Abinader, anunció aquí que está en proceso de diseño un proyecto a través del cual se ampliará a cuatro carriles la carretera Gregorio Luperón en Gurabo, al norte de Santiago.

Mientras que en la provincia Sánchez Ramírez, el pasado viernes, el Mandatario se reunió con representantes de 144 juntas de vecinos, donde anunció obras que impactarán en su desarrollo e inauguró otras. Enumeró como la más importante, la circunvalación de Maimón, una vía que conectará a Sánchez Ramírez con Monseñor Nouel, hasta la autopista Duarte.

En Villa La Mata, el Mandatario inauguró un mercado agropecuario en el que se invirtieron más de $33 millones de pesos. Prometió allí que construiría un multiuso, el sistema de alcantarillado y el asfaltado de sus calles.

En Cotuí, Abinader, junto a Proindustria, dejó abierto el parque industrial de zona franca, donde se proyecta crear más de 300 empleos en lo que resta del año.