SANTO DOMINGO.- En Tenares, provincia hermanas Mirabal, inspectores de Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), incautaron este miércoles decenas de productos químicos embotellados que se utilizan para la fabricación del denominado “ácido del diablo”.

En ese orden, el director ejecutivo de la entidad, Eddy Alcántara, dijo que esos productos fueron decomisados en una ferretería del referido municipio, donde fue rociada con el mortal químico el pasado 20 de agosto la joven Yanelys Arias, quien falleció dos semanas después en un centro hospitalario de la capital.

Señaló que entre los ácidos corrosivos incautados en el establecimiento se encuentran sulfúrico, clorhídrico, nítrico y otros “utilizados para cometer actos abominables y monstruosos como el perpetrado contra la joven  de Tenares”.

Explicó el director del organismo, que “esos químicos letales decomisados en Tenares son los que potencializan junto con otras composiciones el producto final llamado ácido del diablo que utilizan para atacar a ciudadanos, especialmente a mujeres”.

Alcántara, quien habló en una conferencia de prensa en la sede de Pro Consumidor, anunció que dicho negocio será “sancionado drásticamente” por violentar la resolución 104-2010, que restringe la venta al consumidor final de destapadores de tuberías cuyo ingrediente activo sean productos corrosivos ácido y de potencial daño a la salud y a la seguridad del consumidor o usuario.

El director ejecutivo de Pro Consumidor explicó que la referida resolución sólo autoriza la venta de estos químicos inorgánicos de manera exclusiva “para procesos industriales, empresas de servicio y técnicos o profesionales legalmente habilitados para tales fines”.

Dijo, asimismo, que los operativos para sacar del mercado estos ácidos letales continuarán en todo el territorio nacional, “porque no vamos a permitir que comerciantes irresponsables continúen vendiendo estos productos poniendo en peligro la vida de las personas”.