En un operativo conjunto, la Policía Nacional,  la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud (Pedecsa) y de la Dirección General de Aduanas, e incautaron de 2,356 unidades de cigarrillos presuntamente falsos o traídos al país de contrabando.

La División de Tráfico de Mercancías de DICRIM encabezó el operativo realizado en la comunidad de Hatillo, San Cristóbal.

Durante el proceso realizado en Hatillo, se visitaron tres negocios en Los Naranjos, tres en Los Contines, dos en la calle José Reyes y un establecimiento en el Cruce de la Gallera, dónde fueron detenidos los administradores de esos negocios incluyendo una mujer.

La nota policial afirma que las acciones legales realizadas son en cumplimiento a la Ley de Aduanas 34-89; la Ley General de Salud 42-01 y la Ley 17-19 para erradicación del comercio ilícito, el contrabando y la falsificación.