Los ganaderos de la Línea Noroeste  consideran que ese sector se encuentra en estado de emergencia debido a la sequía que azota la zona y  que lo único que han tenido en los últimos meses son significativas pérdidas por la cantidad de reses muertes y la baja producción de leche y carne.

Explicaron que quienes diariamente producían 200 litros de leche, apenas están obteniendo cuarenta, lo que no alcanzan para cubrir  los gastos diarios.

Ganaderos consultados al respeto dijeron que debido a la situación que están confrontando no están comercializando los productos que producen en la zona.

“La sequía nos está diezmando, no está lloviendo y no tenemos ayuda de nadie”, afirmó Fulvio Guzmán, quien además señala que llega poca ayuda y se la entregan a dirigentes y a productores  que están asociados.

El ministro de Agricultura, Osmar Benítez, ha reiterado que el Gobierno está  ejecutando planes para ayudar en las zonas afectadas, con la distribución de agua a los hogares y a los ganaderos,  y la entrega de melaza, caña y pasto.

Benítez precisó la semana pasada que habían muerto unas  1,190 vacas, mientras que ayer manifestó que otras cinco habían fallecido  por causa de la sequía que se ha extendido a casi todo el país y otras islas del  Caribe.

Además se registra la muerte de 150 chivos y unas 46   ovejas, de acuerdo al director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Emilio Toribio,  quien también indicó ayer   que la sequía actual   es la  más aguda y extensa de los últimos 30 año.

La  falta de lluvia que mantiene las tierras secas   se extenderá por lo menos hasta el mes de mayo, informó  Meteorología.