Agentes del Departamento Antimotines de la Policía Nacional acordonaron la mañana de este lunes el local de la Cruz Rojas Dominicana, en el sector Miraflores, luego de que Julio Diní Capellán, primer vicepresidente de la entidad, junto a otros miembros, irrumpiera en las instalaciones  para tomar la dirección.

En el conflicto, además de daños a la infraestructura, varios de los empleados fueron heridos con piedras; mientras que otros fueron apresados por la policía para investigarlos.

Según Diní Capellán, ellos tomaron el lugar acatando la sentencia TC/0725/18 del Tribunal Constitucional, que lo favorece como nuevo director de la Cruz Roja.

A pesar del conflicto, este lunes se están ofreciendo los servicios con regularidad.

De su parte, Lucrecia Rosario, encargada del Banco de Sangre, aseguró que las labores serán reanudadas, ya que el incidente ha afectado a quienes van en búsqueda de sangre.

En muestra de rebeldía, algunos ciudadanos con el uniforme de la Cruz Roja impactaron una de las camionetas de la institución contra la puerta trasera del lugar. De acuerdo con los que claman por la dirección, se trata de “vándalos” posiblemente pagados por las personas que dirigían la institución antes de la sentencia.