MONSEÑOR NOEL. En un programa conjunto del Ministerio de Interior y Policía (MIP) y la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (Edenorte), fue iniciado en la provincia de Monseñor Nouel  la instalación de 500 lámparas led con el objetivo de mantener las calles iluminadas y reducir la delincuencia.

Los trabajos quedaron abiertos durante un acto en la sede de la Gobernación, en el municipio de Bonao, encabezado por el ministro Jesús Vásquez Martínez, el coordinador de redes de Edenorte, Darwin Minaya y la gobernadora Adela Mercedes Gil.

El ministro dijo que el programa «Iluminando el país» ha tenido un impacto impresionante, porque son iluminados los espacios pero a la vez reparadas lámparas que sirven para ser instaladas en otras zonas.
La idea es que el trabajo comunitario tenga una participación en toda esta decisiones y políticas del Estado. En enero traeremos aquí a la magistrada Sonia Espejo, para que trabaje con la iglesia y con líderes comunitarios para la selección de ciudadanos que puedan formarse bajo el programa líderes mediadores de conflictos», expresó.

Pidió a los funcionarios de Edenorte que no dejen una cancha sin iluminar. Agradeció el apoyo y solidaridad del municipio  y expresó satisfacción  por esta jornada de iluminación para tener la Navidad mejor iluminada y más segura.

En tanto, la viceministra de Seguridad Preventiva en Gobiernos Provinciales, Ángela Jáquez, expresó que el plan  tiene como propósito fortalecer un eje importante en materia de seguridad ciudadana, la prevención.
«Las luminarias serán distribuidas de tal manera que le lleguen a todos desde la primera etapa», explicó.
La gobernadora indicó que desde el Ministerio tratan la falta de iluminación en las comunidades y sobre todo, en los barrios vulnerables para que los comunitarios puedan caminar libres.
Jander Fernández, en representación de los comunitarios, felicitó a los responsables de efectuar esta labor.

En la apertura participaron el director de la Policía Nacional regional sur, coronel Jesús Tejada Tejada; el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, Robinson Mejía; el representante de la Federación de Juntas de Vecinos, Ander Fernández y directores distritales.