NUEVA YORK. El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, proclamó que ante los riesgos económicos, sociales e institucionales a que aboca al país la continuidad del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el poder, “a las fuerzas  del cambio” sólo les queda la opción de ganar las próximas elecciones.

“En las filas del cambio no existen las opciones de empatar o perder sino ganar para espantar el miedo de nuestra gente frente a una delincuencia que se apoderó de las calles y que ataca sin control residencias, negocios y medios de transporte en todo el territorio nacional y a toda horas”, expuso.

Razonó que el cambio es necesario y para igualar los ingresos de la gente con el alto costo de la vida, generar empleos de calidad, acabar con la impunidad prevalecientes, prestar servicios de calidad en los hospitales y poner en práctica la seguridad social.

Expuso que pese a la propaganda del gobierno del PLD la inversión del 4% del PIB no ha servido para inyectarle calidad a la educación, como reportan organismos internacionales y nacionales y, que el pueblo dominicano ni siquiera  dispone de un sistema de provisión de agua en la cantidad y calidad necesarias, ni en la mayoría de los pueblos contamos con sistemas de alcantarillados para disponer de las aguas contaminadas.

Peligros económicos

Abinader citó que la imprudente política de endeudamiento del gobierno del PLD lleva a la economía nacional a una situación de alta vulnerabilidad, pues en la actualidad el gobierno tiene que destinar el 32% de los ingresos sólo al pago de intereses.

Esa situación y los presupuestos deficitarios son las evidencias palpables del descalabro financiero que se mantendría en el país de seguir el continuismo del PLD.

Por igual Abinader justificó la necesidad de cambio del modelo de gobierno del PLD en el grave déficit institucional que representa la subordinación del Congreso y de la justicia al Poder Ejecutivo y la inexistencia de entes contralores de las ejecutorias del gobierno central.

Durante su discurso a la dirección institucional Abinader dijo que la seccional del PRM en Nueva York se ha constituido en una “guardia imperial”, como llamaba José Francisco Peña Gómez a la provincia de Azua en tiempos anteriores.

Señaló que “Nuestra dirigencia  deberá usar todas las plataformas de internet y otros recursos que le permitan anular las grandes distancias y la inclemencia del tiempo en este país, para lograr que se inscriba en la Junta Central Electoral y en nuestro partido la mayor cantidad de dominicanos”.

Abinader, quien realizó desde el martes una apretada agenda de actividades en Nueva York, concluyó su gira con un encuentro en el local del PRM, en el Bronx, con la presencia de la dirigencia de la seccional, encabezada por los dirigentes Neftalí Fuertes, presidente, John Sánchez, secretario general, Nelson Maloney y José Miguel Sosa, secretarios de Organización y Electoral,  con la presencia del ex presidente del PRD Luis Emilio Ducasse.