SANTIAGO R.D. Alrededor de 369 personas fueron apresadas la madrugada de este lunes, por agentes de la Policía Nacional al momento de intervenir una fiesta clandestina en horario de toque de queda, que se llevaba a cabo en una cabaña del distrito municipal Canabacoa, de esta provincia Santiago.

En el lugar intervenido, de nombre Cabañas Turísticas Ethics, también fueron apresados menores de edad, y fueron sorprendidos violando el toque de queda y las medidas sanitarias sobre el uso de mascarillas y el distanciamiento físico.

De acuerdo   con el informe de la uniformada, en el establecimiento se incautaron seis vehículos, 33 motocicletas y decenas de equipos de sonido.

El vocero de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional, coronel Juan Guzmán Badía, informó que los infractores de la ley fueron sorprendidos tras una llamada de los vecinos por la contaminación sónica que de allí salía.

El oficial advirtió que la uniformada no permitirá ese tipo de comportamiento.

Afirmó que, “vamos a seguir trabajando para evitar ese tipo de acción por parte de ciudadanos inconscientes, que van a estos lugares en masa, sin tomar en cuenta la peligrosidad de que esto puede conllevar a la propagación del COVID-19”.

Los detenidos y lo ocupado, la Policía informó que fueron puestos a disposición del Ministerio Público para los fines correspondientes.