Santiago.  Agentes de la Dirección Regional de Investigaciones Criminales de la Policía (DICRIM), indagan las circunstancias en que un joven fue muerto a tiros, mientras participaba en una fiesta clandestina en horario de toque de queda.

La víctima fue identificada como, Jarolys Brelin Taveras (Kiko), de 20 años de edad, quien murió al recibir un impacto de bala, momentos en que participa junto a otras personas, en el sector Hato del Yaque.

Se informó que de inmediato al lugar se presentó la Policía, para iniciar las indagatorias de lugar y  dar con el responsable del hecho.

Versiones de personas que estaban en el lugar, dijeron al lugar de la fiesta llegó un vehículo y desde su interior hicieron los disparos que cegaron la vida Taveras e hirieron a otras dos personas.

Se dijo que la madre del joven fallecido, entre sollozos dijo que él “tuvo un roce parece con un muchacho de los que estaban en la fiesta y se fue, pero retornó en un carro desde el cual se hicieron los disparos.

Asimismo algunos vecinos y allegados lamentaron la muerte de Jarolys, y piden se haga justicia.

La policía persigue a tres individuos identificados como presuntos autores, mientras hay cinco detenidos para fines de investigación.