PUERTO PRÍNCIPE.- Las autoridades haitianas buscan a un exsenador, un funcionario despedido y un informante del gobierno estadounidense que eran los últimos sospechosos identificados en la amplia investigación sobre el asesinato del presidente, Jovenel Moïse.

Los hombres estaban entre los cinco fugitivos descritos por la policía como armados y peligrosos.

En ese sentido, las autoridades de Haití continuaban este miércoles buscando  a los sospechosos del ataque del 7 de julio a la vivienda privada del mandatario, en el que el presidente murió baleado y su esposa, Martine, resultó herida.

Conforme a la Policía haitiana, uno de los sospechosos fue identificado como el exsenador John Joël Joseph, un conocido político y opositor al partido Tet Kale al que pertenecía Moïse.

La inseguridad ha afectado a todos los haitianos”, afirmó. La policía identificó al segundo sospechoso como Joseph Felix Badio.

Había trabajado para el Ministerio haitiano de Justicia y en marzo de 2013 se unió a una división anticorrupción del gobierno.

La agencia indicó en un comunicado que Badio había sido despedido en mayo por “graves infracciones” de normas éticas no especificadas, y dijo haberle denunciado.

Lo calificaron como un  “malvado qu es una afrenta a nuestra democracia”.

Sostienen las autoridades haitianas, que los autores, coautores, cómplices deben ser perseguidos, investigados y castigados con el máximo rigor.

El tercer sospechoso fue identificado como Rodolphe Jaar. Nació en Haití, habla inglés y tiene una titulación universitaria en administración de empresas, según registros judiciales. No es un ciudadano estadounidense.

Jaar, que emplea el apodo “Whiskey”, fue procesado en 2013 en una corte federal en el sur de Florida por una conspiración para llevar cocaína de contrabando a Estados Unidos desde Colombia y Venezuela a través de Haití.

Se declaró culpable y fue condenado a casi cuatro años de prisión, según documentos judiciales.

Las autoridades también detuvieron a tres haitianos y mataron al menos a tres sospechosos según León Charles, jefe de la Policía Nacional haitiana.

Los haitianos detenidos fueron identificados como James Solages, Joseph Vincent y Christian Emmanuel Sanon.