Fueron repatriados desde Puerto Rico a la República Dominicana, 66 dominicanos que llegaron ilegalmente a la vecina isla, según lo informó la Guardia Costera estadounidense.

En su informe el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos, con base en Borinquen da cuenta que el grupo de repatriados está integrado por 55 hombres y 11 mujeres de nacionalidad dominicana.

Según explicó la Guardia Costera en un comunicado,  los indocumentados fueron avistados por la tripulación de una aeronave de vigilancia marítima de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU.,  la que detectó primero una embarcación sospechosa a unas 47 millas náuticas al noroeste de Aguadilla, de Puerto Rico.

Explicaron las autoridades puertorriqueñas, que se envió el buque Donald Horsley de la Guardia Costera, para interceptar la embarcación sospechosa con la ayuda de una lancha táctica.

Señaló la Guardia Costera, que la tripulación del buque Donald Horsley los embarcó de manera segura a los inmigrantes, 44 hombres y 10 mujeres, que viajaban a bordo de una embarcación de 28 pies que estaba sobrecargada y filtrando agua.

Mientras, que la segunda  intervención  ocurrió este lunes y estuvo a cargo de una unidad marítima de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), de la Policía de Puerto Rico que interceptó a 12 personas, 11 hombres y una mujer, a unas tres millas náuticas de la costa de Aguadilla.

Luego, el buque Donald Horsley se encontró con un guardacostas  de la Armada de la República Dominicana que patrullaba la zona frente a Punta Cana, República Dominicana, donde los inmigrantes fueron entregados a las autoridades dominicanas.

Resaltan las autoridades puertorriqueñas, que estas interdicciones son el resultado de los esfuerzos en curso de las agencias asociadas del Grupo Interagencial de la Frontera Caribeña (CBIG, en inglés), en su objetivo común por combatir el tráfico ilegal de inmigrantes.