SANTO DOMINGO.-A su paso por gran parte del país, especialmente por el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, la tormenta tropical Fred ha causado inundaciones y derribos de árboles en varios sectores.

Se observó que en el barrio 27 de Febrero, Maquitería, San Cristóbal, en Santo Domingo Norte, entre otros se han caído árboles en la vía pública y se han reportado inundaciones de cañadas y viviendas que han sido afectadas por los fuertes vientos y aguaceros.

De acuerdo a los informes del Servicio Meteorológico Nacional, al mediodía de este miércoles, Fred estaba a 50 kilómetros (30 millas) al oeste de Santo Domingo, República Dominicana, y avanzaba en dirección oeste-noroeste a 26 km/h (16 mph), según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Tenía vientos máximos sostenidos de 75 km/h (45 mph). República Dominicana, Haití y el centro y este de Cuba recibieron el impacto de la tormenta este miércoles y se pidió a la población de Florida que esté pendiente de las noticias.

De acuerdo con los meteorólogos, Fred pasaría cerca o por encima de La Española —donde se ubican Dominicana y Haití— más tarde, para avanzar después  cerca de Islas Turcas y Caicos y al sur de Bahamas este jueves.

El meteoro seguirá su camino al norte hasta la costa norte del centro de Cuba el viernes. El gobernador puertorriqueño Pedro Pierluisi ordenó el martes el cierre anticipado de las oficinas del gobierno y algunas gasolineras cerraron después quedarse sin combustible.

Se instalaron ocho albergues en distintos puntos de la isla, aunque las autoridades informaron que, antes del anochecer, apenas había siete personas registradas. “No esperen a lo último para movilizarse”, dijo Nino Correa, comisionado de manejo de emergencias de Puerto Rico. “No queremos que haya fatalidades”.

El centro de huracanes emitió advertencias para la costa sur de República Dominicana —desde Punta Palenque hacia el este— y para la norte, desde la frontera con Haití hacia el este.

Además, había un aviso de vigilancia activo para Haití, desde la frontera a Gonaives, Turcas y Caicos y el sureste de Bahamas. Se espera que el meteoro arroje entre 5 y 10 centímetros (de 2 a 4 pulgadas) de agua sobre Puerto Rico y República Dominicana, con hasta 15 centímetros (6 pulgadas) en algunas zonas.