San Pedro de Macorís. La Oficina Judicial de Atención Permanente de esta jurisdicción impuso tres meses de prisión preventiva como medida de coerción a los cinco exagentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), acusados de disparar contra una familia durante un hecho ocurrido en la carretera La Romana –San Pedro de Macorís.

El abogado de los agredidos, Manuel Castro Laureano expresó satisfacción por la medida tomada por el tribunal.

El Ministerio Público solicitó prisión preventiva contra, Cristián Abel Cuevas Noboa, Eric Sandy Marmolejos, Yery Manuel Montero, José Miguel Berroa y José Ernesto Medina.

Según el expediente, los miembros de la DNCD, la emprendieron a tiros contra una yipeta en la que viajaban ocho miembros de la familia Pilier-Paulino, residente en La Romana.

En el hecho resultó herido con un tiro en la espalda el joven Aneudy Pilier, quien conducía el vehículo, donde se encontraban sus cuatro hijos.

Varios de los agredidos, luego de lo ocurrido declararon que la noche en que se produjo el incidente, ellos imploraron a los agentes para que no continuaran disparando, dijeron que les decían que eran personas religiosas y que regresaban de una actividad, pero que como quiera ellos continuaban agrediéndolos.