Santiago. La Universidad Nacional Evangélica (UNEV), puso al servicio de la sociedad dominicana a 524 nuevos profesionales en distintas ramas del saber durante la celebración de su Quincuagésima Sexta Graduación Ordinaria, efectuada en esta importante ciudad de la zona norte del país.

En la ceremonia llevada a cabo de forma virtual,  Epifanio González Minaya, rector de la institución, recordó que la llamada “universidades privadas”, son organizaciones  que contribuyen con la formación de los recursos humanos, así como con la generación y gestión del conocimiento que demanda el país, las cuales  deben también recibir más  apoyo financiero y tecnológico para que  los estudiantes universitarios puedan continuar con su formación profesional, muchos de los cuales han tenido que interrumpir sus estudios por los efectos de la crisis económica generada por el  COVID-19.

González Minaya, dijo que el rol de los centros de estudios superiores está orientado a democratizar y hacer más inclusiva la educación de altos estudios, y para esto se requiere de parte del Estado un tratamiento más digno del que hasta ahora se ha recibido para este sector educativo.

Sostuvo que uno de los medios probados, más eficaces y atendibles para combatir la pobreza es la educación cuando es gestionada desde el Estado como un derecho fundamental para la inclusión y participación de todos cuantos quieran superarse y alcanzar los niveles de capacitación necesarios para lograr las mejores condiciones de vida y ser entes productivos al país.

El rector González, exhortó a los nuevos profesionales a convertir esta crisis en nuevas oportunidades, a servir desde sus diversas competencias y vocaciones para ser más innovadores y creativos en la construcción de una mejor sociedad.

Mientras que  las palabras de bienvenidas  estuvieron a cargo  del doctor José Vanderlinder, director del recinto Santiago, el cual sostuvo que es  imperativo ético y de conciencia que cada docente se reingenierice, haga su propio FODA a fin de que se dedique y enfoque en aprender y dominar las herramientas tecnológicas- pedagógicas para que de formas creativa e innovadora haga más atractiva la escuela en el ejercicio de la enseñanza en este tiempo de tantas deserciones.

“Ustedes son un ejemplo de como en medio de la pandemia tuvieron que ingeniarse para sacar su tesis adelante. Tuvieron que auxiliarse de compañeros, de amigos, de la universidad para salir exitosamente adelante”. Añadió el doctor Vanderlinder.

Los nuevos 524 profesionales investidos bajo la normalidad virtual, 347 son de grado y 177 de postgrado, con maestrías en Educación Superior mención Planeamiento Educativo y en Estudios Teológicos Avanzados.

Los graduandos ordinarios 56, obtuvieron títulos de grado en diversas carreras, entre las que se destacan pedagogía: Educación mención Inicial, Educación Básica, Educación mención Letras, mención Ciencias Naturales, mención Ciencias Sociales, mención Lenguas Modernas; también en psicología mención Educativa, Clínica, Industrial, Administración de Empresas, Contabilidad, Mercadeo, y Enfermería.