Punta Cana, República Dominicana. El gobernador del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), licenciado Héctor Valdez Albizu, participó como anfitrión en la XVI Conferencia Regional Centroamérica, Panamá y República Dominicana, organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la 287ª Reunión del Consejo Monetario Centroamericano (CMCA), y en la VIII Reunión conjunta del CMCA y el Consejo Centroamericano de Superintendentes de Bancos, de Seguros y de otras instituciones financieras (CCSBSO), que cuanta con la participación de los ministerios de hacienda de la región. Las reuniones se llevan a cabo en el polo turístico de Punta Cana desde el pasado miércoles 13 y culminó este viernes 15 de noviembre.

En las actividades participaron, además, los presidentes y gobernadores de los bancos centrales de la región, ministros de hacienda y superintendentes de bancos, así como académicos, oficiales y funcionarios gubernamentales.

El inicio de la XVI Conferencia Regional del FMI contó con la presencia del presidente de la República Danilo Medina Sánchez y el ministro de Hacienda,  Donald Guerrero. Las palabras de bienvenida fueron presentadas por el subdirector gerente del FMI, Mitsuhiro Furusawa y el gobernador del BCRD, Héctor Valdez Albizu.

Durante su intervención el subdirector gerente del FMI dijo algunas palabras sobre el desempeño global y los riesgos imperantes como son la guerra comercial, las tensiones geopolíticas y el Brexit, destacando que la economía mundial se encuentra en una desaceleración sincronizada, lo que ha llevado a disminuir las proyecciones de crecimiento global para este año y en próximo hasta 3 % y 3.4 %, respectivamente.

Mientras que Valdez Albizu, quien habló en representación del Gobierno dominicano, resaltó también la difícil coyuntura internacional, y agregó sobre otros retos que enfrentan los países presentes en la reunión, que pueden incidir en el crecimiento de largo plazo de nuestra región, entre los cuales se encuentran, la desigualdad y su incidencia sobre la estabilidad social y política, el impacto del cambio climático en las actividades productivas y los riesgos asociados a la seguridad informática o ciberseguridad.

Asimismo, el gobernador del BCRD destacó el desempeño macroeconómico reciente de la República Dominicana en este desafiante entorno internacional, y como las medidas de flexibilización monetaria han contribuido a una recuperación de la actividad económica, la cual registró un crecimiento interanual de 5.1 % en el mes septiembre, y 4.8 % en enero-septiembre, esperando un crecimiento de 5 % al cierre de 2019.

También indicó que este dinamismo de la actividad económica se ha logrado en un entorno de estabilidad de precios, y se ha reflejado en la generación de más de 156 mil nuevos empleos entre junio de 2018 y junio de 2019. El gobernador Valdez Albizu se refirió, además, a las políticas orientadas a mejorar el capital humano implementadas en los últimos años en el país, las cuales han contribuido a una importante mejoría en los indicadores sociales, observándose una disminución significativa de la pobreza al pasar de 39.7 % en 2012 a 22.8 % en 2018.

Concluyó expresando que el encuentro ofreció  el escenario ideal para intercambiar experiencias apuntando a una mayor integración económica y financiera, al fortalecimiento de los lazos de colaboración entre los países y a la búsqueda de soluciones comunes para resolver de forma definitiva los problemas más apremiantes de la región.

Durante esta conferencia se trataron diversos temas de carácter económico tales como las perspectivas económicas regionales y mundiales, el impacto de la dolarización e implicaciones de política cambiaria, la eficiencia de los incentivos fiscales desde una perspectiva internacional, y las soluciones Fintechs para las transferencias de remesas, entre otros temas de importancia.

La actividad contó con la participación de representantes del gobierno de la República Dominicana, así como de funcionarios de los bancos centrales, ministerios de hacienda y superintendencias de bancos de la región.