La vicepresidenta de la Republica en coordinación con el  Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) inició la entrega de Progresina y chispitas solidarias a más de 130 mil niños, embarazadas y adultos mayores que viven en la vulnerabilidad para mejorar su estado nutricional y fortalecer su sistema inmunológico.

Se trata del super cereal Progresina que es una mezcla de maíz y soya fortificado con 21 vitaminas y minerales que tiene formulaciones especiales para niños, embarazadas y envejecientes. Mientras que, Chispitas Solidarias es una mezcla que contiene 15 vitaminas y minerales, se destina a niños de seis meses a cinco años.

La vicepresidenta, Margarita Cedeño,  aseguró que el consumo de estos productos es efectivo para combatir la desnutrición y la anemia, como lo evidenció el estudio “Impacto del componente de Nutrición del Programa Progresando con Solidaridad en el estado nutricional de los niños y niñas entre seis y 59 meses de hogares participantes”, realizado por el Ministerio de Salud y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) con financiamiento del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en coordinación con el PMA.

“Este componente de nutrición pone de manifiesto el compromiso del  Programa Mundial de Alimentos con el fortalecimiento del Sistema de Protección Social para garantizar el acceso a los alimentos necesarios para la adecuada nutrición de la población dominicana, especialmente de los sectores más vulnerables”, manifestó Cedeño durante un encuentro virtual con la prensa.

Los suplementos serán entregados a través de diversas instituciones, las cuales servirán de canal para que llegue a los necesitados.

Las instituciones son Aldeas Infantiles SOS, Fundación Red de Misericordia, Cáritas, Hogar de Niños de la Calle, Fundación Nancy Amancio, Círculo de Mujeres con Discapacidad (Cimudis), Fundación Dominicana de Veteranos con Discapacidad, Vicaría Santo Cristo de los Milagros, Fundación Francina Hungría, Ministerio Evangélico Tiempo de Despertar y Asociación de la Comunidad Migrante Dominico-Haitiana.

También Movimiento Socio Cultural para los Trabajadores Haitianos, Esperanza y Vida, Divina Providencia, Fundación Paloma, Conani, Hogar de Ancianos Nuestra Señora de Fatimasor, Hogar Niños de Monte Plata, Hogar de Ancianos Nuestra Señora del Carmen, Patronato La Nueva Barquita, Fundación la Casa del Divino Niño, y parroquias como San Mateo Apóstol, María Auxiliadora, San Pedro Apóstol, Grupos Humanos, Lahna Gautier, Pasos de Fe, entre otras.

La información se dio a conocer a través de un encuentro virtual con la prensa y en el participaron el representante del Programa Mundial de Alimentos, Romain Sirois, el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el país, Carmelo Gallardo, y el director general de Prosoli, Héctor Medina.

También a través de instituciones de la sociedad civil, las iglesias, organizaciones no gubernamentales, hogares de cuidado a menores,  de personas adultas mayores y juntas de vecinos que atienden los citados grupos, entre los que incluyen integrantes de familias Prosoli, huérfanos, portadores de VIH, migrantes y personas con discapacidad.