Las autoridades de la Armada de República Dominicana apresaron a un mexicano en la comunidad costera de Los Naranjos en Samaná, junto a otros cuatro dominicanos que le acompañaban, bajo sospecha que se trataba de traficantes de ilegales a Puerto Rico.

Se trata de  Sergio Briseño Guerrero, capturado junto a otros cuatro dominicanos, cuyos nombres no fueron revelados en lo inmediato. El arresto de los cinco hombres se produjo el 17 de abril pasado.

Inicialmente los cinco hombres fueron apresados por la Armada al mostrar un perfil sospechoso de que eran organizadores de viajes ilegales.

Tras el arresto los cinco hombres fueron trasladados desde Los Naranjos en Samaná a la sede de la Dirección de Inteligencia Naval (M-2), en la provincia Santo domingo este.

En los interrogatorios a que Briseño Guerrero fue sometido no pudo justificar ante las autoridades su presencia en el país, como tampoco ningún vínculo con familiares o amigos en la República Dominicana.

Se explicó, que ante tal situación los investigadores de Inteligencia Naval procedieron a intercambiar informaciones con la Dirección General de Migración y este último organismo  determinó una posible vinculación al reconocido Cartel de Sinaloa, temido en México por sus asesinatos y por las grandes cantidades de drogas que mueve a nivel internacional.

Aunque la Dirección General de Migración dispuso su deportación, la misma  está en suspenso hasta que se coordine con la embajada mexicana en el país, lo que se ha retrasado  ante el estado de excepción que vive el país por el Covid-19.

De su parte, la abogada Johanna Alcántara Roa, quien funge como defensora de Briseño Guerrero sometió  ante la oficina judicial de servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional el Habeas Corpus número 023-2020, conocido de manera virtual por la juez suplente Octavia Carolina Fernández Cury, quien lo rechazó por no poder justificar una entrada legal al país y además refleja un amplio movimiento de entradas y salidas hacia y desde la República Dominicana sin motivos aparentes.

Luego de este rechazo, su abogada solicitó un recurso de amparo que será conocido este martes, mediante el cual Briseño Guerrero busca su libertad.

En cambio la Dirección Nacional de Control de  Drogas emitió contra Briseño Guerrero dos solicitudes, una de deportación y otra de persona no grata.