SANTO DOMINGO, RD.- La Armada Dominicana aclara que un oficial y cuatro alistados que este  jueves en la tarde zozobraron a bordo de una embarcación junto a un pescador que se ahogó en la zona marítima de Cabo Rojo, en la provincia Pedernales, estaban fuera de servicios cuando se produjo el percance. 

Asimismo, la institución naval informaque esos marineros  se disponían a retornar a su estación de servicio  en la isla Beata, y procedieron de forma inconsulta,  violentando los procedimientos establecidos para el relevo de personal que presta servicio en las islas como Beata y otras estaciones navales del país.

Agrega la institución naval “que este personal no se encontraba de patrulla, y que tampoco estaba realizando algún servicio ordenado por la Armada, por lo que su proceder ha sido contrario a los protocolos de despliegue y doctrinal establecidos¨.

Señala la institución naval, que los traslados se hacen de forma sistemática utilizando dos  unidades navales,  que se encuentran apostadas en el puerto de Cabo Rojo y botes de reacción diseñados para patrullaje y transporte del personal desplegado en la costa Sur.

De igual modo, la Comandancia General agradeció  a Dios, porque los miembros de la institución involucrados en el incidente, salvaron sus vidas, al tiempo que lamenta la pérdida de la vida del pescador que le acompañaba. 

En ese sentido, comunica la institución que ha designado una comisión encabezada por la Inspectoría General, Operaciones Navales, el Comando de Capitanía de Puerto y la Dirección de Asuntos Internos, para llevar a cabo la investigación de lugar sobre  el presente caso donde lastimosamente perdió la vida una persona, a fin de tomar las medidas correctivas.