SANTO DOMINGO.-El coordinador de la Mesa para las Migraciones en el país, William Charpentier, expresó este domingo que mientras no sean desarticuladas las bandas armadas que operan en Haití, no habrá posibilidades de elecciones en esa nación.

Por lo que al mismo tiempo Charpentier propone una intervención de corta duración que sea autorizada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos, OEA.

Charpentier explicó  que la ausencia de un líder que aglutine los intereses de la nación haitiana y que garantice su estabilidad dificulta el diálogo no solo con República Dominicana, sino con toda la comunidad internacional.

Charpentier considera que la unidad y el liderazgo haitiano, así como el apoyo de la comunidad internacional, será crucial en estos momentos en que, según afirma, las bandas armadas controlan el 65 % del territorio pese a la ayuda técnica y el suministro de equipos a la policía en calidad de donación por Estados Unidos.

Una muestra de la inseguridad fue el ataque de una banda armada contra el primer ministro, Ariel Henry, y su comitiva que salían de una iglesia, tras el oficio de una misa en conmemoración del 218 aniversario de la independencia de su país.

“Mientras no sean socavadas las bandas armadas —dice Charpentier—, no habrá posibilidad de elecciones en Haití, para lo cual propone una intervención de corta duración que sea autorizada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Su única misión sería desarraigar del todo las bandas en el país y poner en manos de la policía y el ejército haitiano el control del territorio.

A la fecha, los haitianos desconocen con exactitud quién o quienes ordenaron el magnicidio.