Santo Domingo.- El Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa y el director general de la Policía Nacional, Edward Sánchez González, acordaron mantener una comunicación directa para dar respuesta a los casos de personas desaparecidas en el país.

Para tales fines, crearon una mesa de trabajo que permita al órgano extra poder y al cuerpo del orden tener mecanismos de rápida intervención y solución de parte de las autoridades.

Ulloa agregó “es un problema de mucha preocupación y para eso estamos elaborando una propuesta que permita impulsar la aprobación de una ley que responda a las necesidades actuales de búsqueda, rescate y asistencia en estos casos”.

El Defensor del Pueblo aportará recursos humanos que permita a las autoridades, a la mayor brevedad, encontrar a una persona desaparecida.

De su lado, el director general de la Policía aseguró que la institución hace todo el esfuerzo posible para ayudar a las familias afectadas por este problema.

“Aquí hay una institución disponible para trabajar con las herramientas necesarias y poder dar solución a este tipo de casos”, puntualizó Sánchez González.

En el encuentro participaron, además, Harold Modesto, Nilo de la Rosa y Marilyn Jóvine, secretario, consultor jurídico y coordinadora de Reclutamiento de la Defensoría del Pueblo, respectivamente, y por la Policía Nacional, Ana Jiménez Cruceta, vocero  de la institución.