Efectivos del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), se incautaron en una caseta abandonada en la playa Costa Verde de Montecristi de 295 sacos de ajo, con un peso aproximado de 6,400 libras.

De acuerdo con las autoridades el ajo es de procedencia del vecino país, Haití.

Las 6, 400 libras de ajo estaban contenidas en 295 sacos y estaban escondidos en una caseta abandonada y los contrabandistas esperaban el momento oportuno para su distribución en diferentes localidades del país sin el pago de los impuestos correspondientes.

El producto fue introducido al país a través de lanchas que utilizaron  sus contrabandistas para movilización y transporte.

La mercancía incautada fue trasladada a la base interagencial de Dajabón para los fines correspondientes.

Se explicó que con este y otros casos recientes la entidad ha dado duros golpes al contrabando, al narcotráfico y a la migración ilegal, en operaciones ordenadas por el ministro de Defensa, teniente general Rubén Darío Paulino Sem.

Estas operaciones fueron supervisadas por el director general de ese organismo, José Manuel Durán Infante, del Ejército de República Dominicana.