SANTO DOMINGO. La Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU) llamó este miércoles a los alcaldes del país a coordinar con las direcciones provinciales de Salud las medidas necesarias para el manejo adecuado de los mercados municipales manteniendo su funcionamiento, a menos que dichas autoridades sanitarias dispongan el cierre de los mismos, en situaciones extremas, como ha sucedido en algunos municipios.

El ingeniero Rafael Hidalgo, presidente de FEDOMU y alcalde de Azua, dijo que el cierre de estos centros debe resultar lo menos traumático para los habitantes y que en los casos que lo amerite podría ser parcial o en días alternados como parte de las acciones para evitar el avance del coronavirus, que ya ha costado la vida a más de un centenar de personas en todo el país.

“Es natural la gran preocupación que tenemos todos por frenar el avance de esta pandemia. Sin embargo, hay que evitar que el remedio sea peor que la enfermedad”, dijo Hidalgo, para insistir en que las disposiciones deben estar acordes con la Comisión de Alto Nivel designada por el Poder Ejecutivo y en estricto cumplimiento de las disposiciones sanitarias.

Pidió a las autoridades municipales trabajar de manera coordinada con la Comisión de Alto Nivel que preside el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, en lo que tiene que ver con las medidas para garantizar la salud de la población en nuestros territorios.

Explicó que realizar un exhaustivo proceso de higienización de los mercados, en coordinación con las autoridades del Gobierno central y los diferentes ministerios, “pero de una manera que se pueda seguir supliendo la demanda de productos de la canasta alimenticia de la República Dominicana, salvo que circunstancias extremas obliguen a decisiones más drásticas”.

Insistió en que los alcaldes y alcaldesas deben buscar las soluciones que ameriten sus territorios pero siempre pensando en el bienestar colectivo de sus habitantes.

Hidalgo dijo que “los mercados municipales constituyen uno de los servicios y facilidades más importantes que los ayuntamientos ponen a disposición de sus comunidades. La seguridad alimentaria de la población es una de las prioridades que deben ser garantizadas por los entes públicos en medio de una situación de riesgo de salud por la emergencia sanitaria que representa el coronavirus”.

Señaló que la provisión de alimentos es además una fuente de empleo para cientos y hasta miles de personas en los municipios más grandes que concurren en los mercados municipales y por tanto los mercados municipales, siempre que se reduzcan los riesgos de propagación del Covid-19, deben permanecer abiertos brindando sus valiosos servicios a la población.

Expresó que las medidas sanitarias deben extremarse. La higiene en el manejo de los alimentos que proveen debe ser rigurosamente observada en los mercados municipales.

“Instamos a los alcaldes a actuar con el acompañamiento de los ministerios de Salud y Obras Públicas, en la fumigación y aplicación de las medidas de distanciamiento social y de manejo para la inocuidad de los alimentos, que urgen en estos momentos. Los protocolos establecidos y ya aplicados en unos pocos mercados deben extenderse a la totalidad de estos establecimientos”, señaló el presidente de FEDOMU.