La Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones (FENACODEP) pidió al gobierno acudir en auxilio del sector detallista, durante el Primer Foro-Cumbre del Comercio realizado en la capital para analizar los graves problemas que amenazan la estabilidad del sector.

Marcionilo Castillo encabezó el acto inaugural del Foro en la Asociación de Mayoristas, en el que participaron más de trescientos detallistas de todo el país que se congregaron en Santo Domingo para analizar los más acuciantes problemas que amenazan la estabilidad de sus colmados.

Castillo dijo que ante los acuciantes problemas que impactan negativamente a la clase detallista nacional, el Comité Ejecutivo Nacional de FENACODEP decidió convocar a sus dirigentes para consultar a las bases sobre la realidad que están enfrentando, así como los pasos a seguir para revertir dichas dificultades.

Entre los problemas que actualmente preocupan al comercio detallista figuran la Ley de Seguridad Social, el índice de criminalidad, la reforma al Código Laboral, la zozobra que mantiene Pro Consumidor con el cierre de negocios y los aumentos salariales que se proyectan, sin que el Ministerio de Trabajo haya modificado el reglamento de reclasificación empresarial como lo manda la Ley 187-17.

Otros temas tratados fueron la discusión del Pacto Eléctrico, el Código Penal, la inseguridad ciudadana y las medidas de crecimiento económico que precisa el país, así como el endeudamiento y la corrupción.

Durante el Foro, el presidente de FENACODEP Marcionilo Castillo planteó que en estos momentos se precisa la unificación del sector detallista para que pueda luchar como grupo en pro de las conquistas más necesarias para todo el sector.

Asimismo Castillo dijo que FENACODEP es una organización con base a nivel nacional y en ese sentido van a plantear las dificultades que los afectan para que el sector privado, empresarios, industriales y el gobierno  pongan atención en las medidas de sus posibilidades a los problemas que los afectan.

También pidieron establecer por ley una distancia mínima para el establecimiento y construcción de centros comerciales y sugirieron fijar una cuota de un 25% a los comerciantes detallistas organizados en asociaciones y federaciones de las importaciones de productos que escasean en la producción nacional.

De igual manera piden que se aplique el programa de Tributación Única (PTU) a los comerciantes detallistas de provisiones y a sus colmados, independientemente de las ventas anuales y activos e inventarios disponibles.

Otra propuesta persigue que las autoridades municipales les den un tratamiento impositivo especial a los colmados en cuanto a la colocación de letreros y manejo de vallas y medios publicitarios para la visibilidad de sus colmados o unidades de comercio minorista de provisiones e incluir a los detallistas y a sus empleados en un régimen especial de la seguridad social amparado en la Ley no. 87-01, para garantizarles salud y pensiones en su retiro.

EL Foro propuso garantizar seguridad pública a los colmados y a las motocicletas que usan en el comercio de servicios a domicilios, mediante la instalación de cámaras de vigilancia y patrullaje policial constante en los barrios y urbanizaciones donde están instalados los colmados. También proponen facilitar préstamos a bajos intereses y pagos cómodos, a través de Banca Solidaria y el Programa Banreservas Emprende, a los propietarios de colmados de todo el país, dándoles preferencia a los organizados en asociaciones y federaciones.