SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Agricultura informó este jueves que los resultados de las 389 muestras pertenecientes a cerdos criados en granjas y a los de crianza de traspatio, enviadas al laboratorio del Centro de Enfermedad Animal Plum Island, de los Estados Unidos, indican la presencia de la Fiebre Porcina Africana en una reducida población de cerdos en las provincias Sánchez Ramírez y Montecristi.

A ese respecto, el Ministerio de Agricultura, a través de la Dirección de Sanidad Animal, dispuso  varias medidas de carácter preventivo, entre ellas, la prohibición de la movilización de cerdos vivos y matados desde y hacia las provincias Sánchez Ramírez y Montecristi.

Así como poner en cuarentena a ambas provincias y la limpieza y desinfección de los lugares afectados con brigadas del Ministerio de Agricultura.

También  levantamientos epidemiológicos periódicos en las provincias afectadas; control militar total en todos los puntos estratégicos de ambas provincias y campaña promocional para informar la prohibición de la movilización de cerdos vivos y matados.

Precisó  el Ministerio de Agricultura que  en la provincia Sánchez Ramírez existe una población de quince mil cerdos, mientras que la de Montecristi es de unos cuatro mil seiscientos cerdos aproximadamente.

Agregó que “como podemos ver es una proporción muy pequeña comparada con la población total de cerdos del país que se estima entre un millón y medio y un millón ochocientos mil cerdos”.

Las autoridades del sector agropecuario aseguran que esta enfermedad no es transmisible a los humanos; por consiguiente, indican que se puede continuar consumiendo sin riego carne de cerdo en todo el territorio nacional.

En los últimos años han surgido brotes importantes de Fiebre Porcina Africana en más de sesenta países de casi todos los continentes.

De su parte, el ministro de agricultura Limber Cruz informa que dispone la activación del Comité Nacional de Emergencia de Enfermedades Exóticas de Animales Domésticos con el fin de asegurar que todas las instituciones del sector agropecuario operen de manera coordinada para garantizar la producción nacional de cerdos.

El Gobierno asegura los recursos necesarios para compensar y apoyar a las familias dedicadas a la crianza de traspatio y en granjas.