SANTO DOMINGO, D. N. El presidente Luis Abinader Corona, junto al ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps García, legisladores y representantes de los diferentes sectores empleadores y sindicales del país, dejó formalmente convocado el inicio del diálogo multisectorial que busca la realización del Pacto Social de la República Dominicana.

Se explicó que dicho pacto tiene como finalidad la revisión y reforma del marco regulatorio que rige el empleo, el trabajo y la seguridad social en la República Dominicana, entre ellos el Código de Trabajo y la Ley 87-01 sobre la Seguridad Social.

Al pronunciar las palabras centrales de la actividad,el Mandatario manifestó que en la actualidad estamos experimentando el relanzamiento económico del país después de la pandemia, no obstante, advirtió que dicha reactivación no puede ser una vuelta a lo que ya teníamos.

El Presidente agregó, que el objetivo del Gobierno, aún saliendo de la pandemia, es aumentar el salario de los trabajadores, al tiempo que resaltó que la nueva economía requiere de reformas estructurales a largo plazo que afiancen un modelo sostenible, justo e inclusivo para todos.

Asimismo, el presidente Abinader expuso que la nueva economía dominicana que se ha estado construyendo, requiere de reformas estructurales a largo plazo que afiancen un modelo sostenible e inclusivo, y que se anticipe a los cambios proponiendo soluciones y la ejecución de un plan que coloque al país en la mejor disposición para conquistar el futuro globalizado, que ya se hace presente.

El gobernante precisó que no se puede completar esta transformación con la que el Gobierno Central se ha comprometido sin el concurso de todos los sectores implicados en la producción de bienes y servicios, en la generación de empleos y el crecimiento económico, sino es a través de apertura de espacios de diálogos interinstitucionales y a diferentes escalas que permitan identificar las necesidades tanto de los trabajadores como de los empleadores, así como consensuar y poner en marcha las acciones dirigidas a dar soluciones a los problemas reales que afectan el crecimiento y desarrollo del país.

“En consecuencia, desde el Gobierno entendemos que la única vía posible para lograr nuestros objetivos como país, es iniciar un gran pacto social transparente e inclusivo que escuche las voces de todos los sectores, e involucre a todos los actores. Un diálogo social basado en la confianza y el respeto a las aportaciones que hacen a nuestra economía todos y cada uno de quienes componen los sectores productivos a nivel nacional; en especial los trabajadores, los empresarios y el propio Gobierno de la República”, dijo el Presidente.

Destacó que la construcción de un Estado de bienestar sólido requiere de la generosidad de la ciudadanía, las empresas y del propio Estado.

Mientras que el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps García, afirmó que con el Pacto Social el gobierno central busca impactar de manera positiva  el ciclo del empleo y el trabajo, asegurando una vida digna y justa para los dominicanos.

De Camps García sostuvo que desde el Ministerio de Trabajo se han estado dando pasos hacia la consecusión del Pacto Social, incluyendo el fortalecimiento del rol del Ministerio como mediador en los conflictos laborales entre el sector empleador y sindical, afirmando que con esto buscan promover espacios necesarios para un diálogo transparente e inclusivo.

El funcionario recordó, que hace unas semanas se reactivó la Comisión Nacional de Empleo, órgano tripartito de carácter consultivo que se encontraba inactivo por años y que jugará un rol fundamental en los diálogos que se producirán en torno a dichas reformas.

Añadió que estos esfuerzos no son suficientes si no son acompañados de una reforma a un Código Laboral que está por cumplir 30 años y que a pesar de haber sido exitoso no responde a la realidad actual del trabajo y del empleo en nuestro país.

“Por igual la Ley 87-01 sobre Seguridad Social, acaba de cumplir 20 años y aunque ha sido modificada en varias ocasiones a través de otras piezas legislativas, es momento de que sea abordada de una manera integral y con una visión que ponga al trabajador en el centro de las discusiones que se tendrán y no a los negocios que de ella se derivan, concluyó.

El actividad, fue celebrada en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, contando con la asistencia de líderes y personalidades de la vida nacional, así como servidores públicos, viceministros, y directivos del Ministerio de Trabajo.