Agentes de la Policía Nacional apresaron la noche de este martes a unas 50 personas, cuando participaban de una fiesta clandestina en una finca del municipio Mao, provincia Valverde, durante el toque de queda.

De acuerdo a la información, la Policía se presentó a la Hacienda Gabriel, ubicada en la carretera Amina-Guatapanal, próximo a la medianoche del martes, atendiendo a llamadas telefónicas de vecinos por la contaminación sónica que de allí salía.

El informe policial establece que en el lugar se violentaban, además, las medidas sanitarias dispuestas por el Poder Ejecutivo y se incumplían con los protocolos sectoriales adoptados por el Ministerio de Salud Pública, en cuanto al uso de mascarillas, número de personas y distanciamiento físico.

Cuando llegó la Policía, Aneudy Báez, presentó un permiso de la Dirección Provincial de Salud de Valverde, donde se especificaba que la fiesta sería hasta la 11:00 de la noche.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.