El jefe del Ejército de República Dominicana, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez, tras la reapertura de la frontera luego de que se levantaran las restricciones por el magnicidio en Haití,  realizó un recorrido de supervisión para constatar la situación en la zona.

El Comandante del  General Ejército, estuvo acompañado en el recorrido junto a otros oficiales del Estado Mayor, quienes inspeccionaron la línea fronteriza por Jimaní, Pedernales y Barahona.

El jefe militar garantizó la seguridad en la zona, tras afirmar que se mantiene un gran dispositivo de inteligencia y la presencia de 9,800 soldados que custodian toda la línea fronteriza y pueblos cercanos para defender la soberanía e integridad del territorio nacional.

El Comandante General del Ejército, durante el recorrido por la línea fronteriza,  estuvo acompañando por el inspector general del Ejército, general de brigada Ángel Camacho Ubiera, el oficial auxiliar de Planes, Operaciones y Entrenamientos, G-3, ERD., y el oficial auxiliar de Inteligencia G-2, ERD.