Santo  Domingo. El Premio Nacional a la Calidad del Sector Privado de República Dominicana, (PNCRD), oficializado por el Decreto No. 141-13 del Poder Ejecutivo como el máximo reconocimiento a la gestión de calidad y excelencia de las empresas nacionales dedicadas a la producción de bienes y servicios, será entregado este miércoles 4 de marzo del año en curso, a partir de las 7:00 p.m., en el Hotel Embajador de esta capital.

El galardón, ahora en su cuarta edición, es entregado cada dos años por un consejo integrado por 27 instituciones nacionales, públicas y privadas, así como organizaciones internacionales, y simboliza la principal presea que se otorga en el país a las empresas que se esfuerzan por exhibir un modelo de excelencia en la gestión de sus procesos de desempeño, competitividad y desarrollo sostenible, comparable a la gestión de otras organizaciones de excelencia a nivel internacional.

La información fue provista a través de la Asociación Nacional  de Empresas e Industrias Herrera (ANEIH), entidad que funge como secretaría técnica del premio, y Luis Sánchez Noble, director del premio,  quienes están convocando a las prominentes personalidades de la dirigencia empresarial, social y económica de la vida nacional, así como el tren administrativo gubernamental, y ámbito diplomático, a la ceremonia de entrega de dicho premio.

Conforme a lo manifestado por el presidente de la ANEIH, Leonel Castellanos Duarte, el Premio Nacional a la Calidad del Sector Privado entraña un reconocimiento público a los  logros de las empresas dominicanas que se esfuerzan por el mejoramiento continuo de la calidad, siendo el Gran Premio, la distinción superior a aquella empresa, sea del ámbito industrial o de servicios, que haya reunido un puntaje exhaustivo y sistémico durante la gestión y control de calidad en la cadena de sus  procesos.

Finalmente, Castellanos Duarte precisó que toda empresa que participa, al final del proceso de postulación recibe un Informe de Retroalimentación de su gestión organizacional, que le señala sus principales fortalezas y oportunidades de mejora en cada criterio del modelo, “lo que de por sí ya es un valor añadido y una ganancia en todo el sentido de la palabra”.