VILLA ALTAGRACIA. Un año de prisión preventiva, como medida de coerción, dictó la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Villa Altagracia, a los rasos de la Policía Emil Alexander Rincón Martes y Guillermo Rosario Melo, implicados en la muerte a tiros de la pareja de religiosos interceptada por una patrulla mientras se desplazaba en un automóvil por la autopista Duarte.

El juez José Hilario Germán Carpio ordenó el envío de los agentes a prisión, luego de que el órgano acusador presentara diferentes evidencias.

Se informó que el juez, Germán Carpio, tras acoger de manera completa la solicitud del Ministerio Público, declaró el caso complejo y ordenó que los rasos cumplan la prisión en el área de máxima seguridad del Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres.

También, dispuso la fusión del expediente con el de los otros agentes policiales implicados en el hecho.

El tribunal ordenó la revisión obligatoria de la medida para el próximo 24 de agosto.

Los fiscales Antonio Tejada Reyes, Nancy Ovalle Zacaría y José Fernández Javier, durante el conocimiento de la medida de coerción  aseguraron que las pruebas obtenidas durante la investigación arrojaron resultados que comprometen a ambos agentes con la acción criminal.

Por este hecho, ya cumple un año de prisión preventiva el coronel policial César Maríñez Lora, superior jerárquico de la patrulla que protagonizó el hecho la noche del 30 de marzo.

También, Victorino Reyes Navarro (segundo teniente), Domingo Perdomo Reyes (sargento), los cabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de Los Santos y los rasos Antony Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís.

En el hecho en el que murió la pareja también resultó herido Claudio Ramírez Lamais, de 29 años.