SANTIAGO, R. D. Uno de los señalados como jefe de la estructura criminal de narcotráfico y lavado de activos, desmantelada por las autoridades del Ministerio Público y la Dirección Nacional de Control de Drogas, aceptó voluntariamente su extradición hacia Estados Unidos.

Se trata de Juan José de la Cruz Morales (W, Wander o el Don), contra quien se había dictado orden de arresto desde  2019, pero las autoridades de entonces no la ejecutaron.

La Segunda Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia dispuso el viernes su extradición, luego que se acogiera al proceso abreviado, para irse voluntariamente a Estados Unidos a responder a los cargos que se le imputan.

Se espera que el presidente Luis Abinader firme en los próximos días el decreto que autoriza su extradición a la nación norteamericana.

De la Cruz Morales es señalado como uno de los principales cabecillas del lavado de activos en la región este, propietario de las tres estaciones de combustibles de su pueblo y donde fueron encontrados 4.3 millones de dólares, vehículos de alta gama, armas de altos calibres y apartamentos lujosos.

También era el jefe de operaciones de la estructura de la red de narcotráfico y lavado de activos, un lanchero con experiencia dedicado a organizar viajes ilegales.

Pero según el Ministerio Público hace más de una década entró al mundo de las drogas, convirtiéndose en uno de los más importantes de la región.

Se le atribuye estar implicado en el decomiso de 1,786 kilos de cocaína en Puerto Rico el 2 de noviembre del 2016 y también es el dueño de una ganadería.