La preocupación  del productor cinematográfico y dueño de la empresa Cine Service, es que los técnicos dominicanos y el ciudadano haitiano secuestrados en Haití, es que lleguen sanos y salvos a sus respectivos hogares.

Dijo Adrián Agramonte  que su preocupación ahora está centrada en que los tres raptados conserven sus vidas, sin importar el rumbo de los equipos que tienen un costo millonario.

No obstante, Agramonte confirmó que las negociaciones se están haciendo y que además, se sabe del estado de salud y físico de los hermanos Maicol Enrique Campusano Féliz y Antonio Gerer Campusano Féliz.

Explicó que Muska Group siempre contrata su servicio, y que el pasado año lo contrató y él también mandó sus equipos con un personal cinematográfico.

Ayer la agencia EFE, informó que los secuestradores estaban pidiendo dos millones de dólares para darle su libertad. Entre los secuestrados también está un intérprete haitiano que se encontraba con el equipo de filmación.