En el artículo de esta semana veremos cómo en recursos humanos empleamos la Inteligencia Artificial, pues muchas veces, nos preguntamos si es posible en este ámbito, lo cual si es posible como lo expresaremos en lo adelante.

Antes que nada es bueno saber que es la inteligencia artificial, es la inteligencia que se lleva a cabo por máquinas, computadoras, o programas de computación, que son diseñados para realizar determinadas operaciones.

Dada esta definición la “aplatanaremos al lenguaje organizacional”, es la inteligencia que busca simular la humana, por parte de las máquinas, en la mayoría de los casos son ordenadores y sistemas informáticos, que son alimentados por humanos especialistas en la misma, a través de algoritmos.

En relación a que la inteligencia humana se base en el aprendizaje, razonamiento y autocorrección, este tipo de inteligencia y ayuda organizacional, no parece una tarea fácil, si se aprecia desde este punto.

En los últimos años, hemos dado un salto definitivo, el cual ha acercado de manera desafiante los sistemas informáticos a la inteligencia humana, en busca de las condiciones de empleados perfectos, incansables, y quizás de forma continua.

Aunque esta inteligencia ha evolucionado de manera vertiginosa, y tiene su aplicación e impacto positivo y practica en el mundo del aprendizaje, existe la premisa de que: una máquina puede que tome mejor decisión que la inteligencia humana cuando se trata de un número de datos ingente (que es grande, gran cantidad), sacando patrones, realizando tareas repetitivas.

Sin embargo, si se trata de investigar, buscar causas, efectos, acciones, cuando se busca creatividad, improvisación de soluciones, desde el punto de vista humano, psicológico, aun le quedan años luz a las máquinas para este tipo de trabajo.

Los organizacionales usamos de manera diaria, y quizás siempre nos auxiliaremos de la inteligencia artificial, ya que se aplica en diferentes campos de nuestros recursos humanos, un ejemplo de ella es la red Linkedin siendo esta una aplicación donde de manera rápida, y precisa podemos evaluar y rastrear el currículo de posibles candidatos a puestos laborales.

La inteligencia artificial ha hecho su espacio en las grandes organizaciones tecnológicas, de nanotecnología, robótica, bancarias, automotriz, entre otras, pues las mismas trabajan con datos, bases de análisis y objetivos, ya que necesitan sistemas seguros para sus informaciones.

A través de la gestión de los datos que realiza la inteligencia artificial en un futuro se podrían desarrollar aplicaciones de gestión humana que puedan predecir y analizar el ausentismo laboral, la rotación de personal, de esta manera se construiría un plan de mejora y quizás contrarrestar los grandes efectos de los mismos.

En definitiva son múltiples las aplicaciones que tendrían y han tenido gran impacto en nuestros recursos humanos de la mano de la inteligencia artificial, pues en el lado positivo de la balanza le aporta objetividad a la toma de decisiones.

Aunque en nuestro día a día usamos de manera continua la inteligencia artificial, nos quedan muchas oportunidades para el desarrollo humano en cuanto a la formación y área laboral, nos queda mucho por crear, innovar, e involucrar nuestras emociones y sensaciones al igual que el razonamiento lógico en la gestión humana, lejos de ver la inteligencia artificial como competencia y que llegará el momento que desplazará a los humanos en el área laboral, veamos la misma como una herramienta, pues “nuestra gente siempre será el valor más importante”.

Patricia Sánchez del Castillo

Psicóloga Industrial

MA Recursos Humanos